La experiencia de Kenny Noyes como instructor de motociclismo es casi imposible de resumir. Su bagaje como formador incluye a pilotos mundialistas, como Álex Rins, a figuras míticas del deporte, como Michael Schumacher, y a miles de aficionados que han pasado por el Noyes Camp.

El campeón del FIM CEV Superbike en 2014 ha contribuido a que pilotos de todo tipo mejoren su estilo de conducción para ser más rápidos, efectivos y seguros. Por eso, hemos decidido hablar con él. Le hemos pedido que eche la vista atrás y ayude a las personas que no tienen experiencia en circuito con sus consejos. ¿Cuáles son los errores más comunes de los debutantes?
1. No posicionarse bien. De acuerdo con Kenny, es muy común que los pilotos tiendan a sacar la rodilla en busca del asfalto y descuiden el resto del cuerpo: “Para que la moto y los neumáticos trabajen bien, sin demasiada carga, es importante que la cabeza esté fuera de la moto. Y eso se consigue abriendo el codo del lado de la curva, para que haya espacio y podamos trabajar bien”.“Encima de la moto hay que trabajar constantemente. Acoplarse en las rectas, posicionar el cuerpo en las frenadas y ser activos tanto en las curvas como en los cambios de dirección. Si vamos rectos y nuestra cabeza está lejos del manillar, estamos pilotando de una forma ineficaz e insegura”, insiste.
2. No usar toda la pista. Se trata de un vicio provocado por conducir en la calle. Los debutantes pilotan como si existieran dos carriles en la pista: “Cada metro de asfalto es importante, porque nos permite frenar más tarde, acelerar antes o mantener un paso por curva más alto, dependiendo del trazado”.
3. En los cambios de dirección, comerse la segunda curva siempre. “La norma general es que debemos aprovechar toda la pista, pero también hay que tener en cuenta que lo más importante es el conjunto del circuito. De nada sirve alargar la salida de una curva si luego estamos sacrificando la entrada a la siguiente. Tenemos que pensar en la mejor trazada para un conjunto de curvas o incluso todo el circuito. Pensar sobre la moto y al bajarnos de ella, en definitiva”.

4. Cambiar demasiado (o muy poco) de marcha: “Quienes se están iniciando suelen ir con marchas muy largas o muy cortas. En ambos casos se pierde velocidad e incluso se hace trabajar a la moto en exceso. Para aprender más sobre esta situación, en el Noyes Camp utilizamos la Kawasaki KLX140, una moto con una curva de potencia muy plana que te obliga a hacer cambios de marcha constantes para ir rápido. Además, hemos escogido los neumáticos Conti Escape, que proporcionan el grip ideal para que los cursillistas tengan que trabajar en todo momento sobre la moto. Si tienes una buena posición y utilizas bien el par, irás rápido. Y si cometes errores, los neumáticos te avisarán vibrando antes de perder el agarre. De nada sirve montar unos slicks de MotoGP en tu primer día, porque harán gran parte del trabajo… Hasta que pierdan el grip y acabes por los suelos a una velocidad altísima”.

 

5. La mirada.Según Kenny, a la hora de pilotar, es importante que los ojos fijen la atención en el punto hacia el que se quiere ir. Y dejar a un lado las distracciones, como puede ser la caída de otro piloto: “He visto en decenas de ocasiones a dos pilotos juntos en la escapatoria. Y no es porque se hayan caído al mismo tiempo. Muchas veces, miramos lo que ha ocurrido, nos distraemos, acabamos en una zona sucia de la pista y, de repente, estamos dando vueltas por la grava”.

 

Si quieres más información sobre los cursos del Noyes Camp y disfrutar de los consejos de Kenny y su equipo de monitores, haz click en este enlace.