Niccolò Antonelli (Hawkers) se hizo con la esperada victoria en Moto3 y no vencía desde Qatar 2016. Después de tres años de sequía, el italiano ganó una carrera muy competitiva en un inicio de temporada que ya ha demostrado su gran nivel.

Antonelli arrancó la temporada en buena sintonía, logrando ser regular en los entrenamientos libres y clasificándose en posiciones óptimas los sábados en los cronometrados. No obstante, en carrera no terminaba de ‘rematar’ el trabajo y ha sido en la cuarta cita del año donde ha logrado subirse al cajón más alto del podio. En la salida, Suzuki, que partía segundo, logró colocarse primero y tiró hasta que no aguantó el ritmo. Además, se adjudicó así la segunda posición de la clasificación general, a tan solo un punto del líder, Aron Canet (4º).

Tatsuki Suzuki y Celestino Vietti completaron el podio, logrando su primer podio del año y el primero del japonés en su carrera mundialista.

Ramírez se queda sin opciones tras sufrir una caída

Marcos Ramírez, que rodaba en su gran premio de casa, salió octavo y llegó a la cabeza, remontando como es habitual en carrera. Sin embargo, sufrió una caída que le dejó sin opciones a pesar de volver a pista para terminar las 22 vueltas como un campeón. Final desafortunado para Marcos, que logró el sábado su mejor posición de parrilla del año.

De los pilotos Hawkers, Andrea Migno completó el top10 con una trabajada décima posición.

El Campeonato del Mundo de MotoGP volverá a verse las caras dentro de los semanas en el Gran Premio de Francia que se celebra en  Le Mans.