Tras destacar en el panorama español, el piloto de motocross, David Braceras disputó su primera carrera de la temporada a nivel europeo, en Holanda.

La RFME seleccionó a David Braceras como piloto del equipo de la misma federación para disputar el Campeonato de Europa de EMX125. El de Guardamar del Segura se lo ganó a pulso en las pruebas de selección celebradas en el mes de diciembre y cumplió así uno de sus objetivos. Pues a pesar de que el año pasado ya disputó este certamen, no tuvo la oportunidad de hacerlo en un buen equipo y contó con numerosos problemas mecánicos. «Ser uno de los pilotos del equipo de la RFME me motiva, es un gran equipo y tengo una buena moto«, dijo ilusionado.

Finalmente, el pasado fin de semana, 30 y 31 de marzo puso rumbo a la primera cita europea del 2019 que tuvo lugar en el trazado de Valkenswaard, Holanda.

Imagen de Juan Pablo Acevedo

Braceras se vio mermado por la mala fortuna para lograr un mejor resultado, pero la experiencia y el aprendizaje no tiene precio en una competición así. Además, cuenta con un gran nivel para hacer buenas participaciones.

En Holanda realizó una gran remontada a pesar de las circunstancias: El sábado en los entrenamientos libres se clasificó en la sexta posición de su grupo de 125 y en la sesión cronometrada logró terminar 9º. «Cometí algunos errores en la vuelta rápida, pero podríamos haber hecho un mejor tiempo, las sensaciones eran muy buenas«, nos contaba él mismo. Al unir las dos categorías, 125 y 250, la novena posición no le sirvió para tener un buen sitio en la parrilla, pues salía en la ‘valla’ 18, que suponía la 14ª posición.

En la primera carrera terminó en la misma posición en la que partió (14º). «No encontraba un buen ritmo con el circuito en la primera manga pero no estuvo mal del todo. Era arena y no había entrenado ningún día en Bélgica, donde suelo hacerlo en esas condiciones«, argumentó Braceras.

Remontó hasta 15 posiciones

El domingo salió motivado porque sabía que el ‘feeling’ con la moto era bueno y tenía posibilidades de estar más arriba en la clasificación. Partió séptimo, sin embargo, durante la carrera, dos pilotos cayeron justo delante de él, viéndose obligado a remontar desde la trigésimo octava posición y lo hizo hasta la vigésimo tercera. Escaló así hasta 15 posiciones demostrando su talento y sin venirse abajo en ningún momento. «Estoy contento porque tenía ritmo de top10 y las caídas no fueron fallo mío, así que tocará esperar a la próxima«, finalizó.