El piloto catalán, Jordi Juvanteny y sus compañeros José Luis Criado y Xavier Domènech han firmado una gran 25ª posición en la clasificación absoluta en la primera etapa del Dakar.

El KH-7 Epsilon Team afrontaba esta aventura con la idea de hacerse con el 14º título y el primero del apartado de Producción. Hasta el momento, lideran este apartado de Producción de la categoría de camiones después de superar una especial ‘corta pero exigente’. El buen resultado ha supuesto una inyección de optimismo y motivación para Juvanteny y sus compañeros, tras la situación que vivieron la pasada edición, que tuvieron que abandonar después de quedar enganchado en una olla de dunas.

“La de este lunes era una etapa corta, pero muy exigente, tanto en lo que respecta al pilotaje como a la navegación, y hemos sabido resolverla sin problemas”, explicaba una Leyenda del Dakar, en su 27ª participación en la carrera más dura del motor, Juvanteny. Por su parte, José Luis Criado -en su 29º Dakar- ha constatado que Juvanteny ha vuelto por sus fueros: “Jordi ha realizado un pilotaje impecable y ha recuperado las sensaciones. Le conozco bien y lo he visto suelto y contento, sorteando los obstáculos con maestría. Es bueno empezar bien”.

El debutante Xavi Domènech, también se muestra positivo en su primera toma de contacto con el Dakar. «No puedo comparar demasiado porque es mi primera etapa pero me he visto tranquilo y relajado, he apoyado a mis compañeros en todo lo que he podido, encargándome del GPS. Me ha encantado. A partir de ahora espero poder comparar la etapa del dia siguiente con la anterior. Mis compañeros tienen muchísima experiencia», contaba.

Los tres participantes han contado con una gran acogida por parte de los seguidores peruanos. «La gente nos quiere mucho, sobre todo después de la odisea del año pasado. El ambiente es increíble y nos sentimos arropados», confensaba Criado.

La segunda etapa de este martes es un nuevo desafío para el KH-7 Epsilon Team. La jornada consta de 553 kilómetros de recorrido, desde Pisco hasta San Juan de Marcona, con una especial de 342 kilómetros. “El 90% será fuera pista. Una etapa larga y bonita, también con mucha arena”, explica Juvanteny, decidido a mantener el liderato en Producción.