Juvanteny, Criado y Domènech han concluído el Dakar 2019 de forma heroíca. Los tres participantes superaron todos los imprevistos que requiere esta prueba. De esta forma, han salido vencedores de Producción y 6×6, uno de los objetivos marcados antes de iniciar.

El equipo patrocinado por Hawkers, pisó el podio de la capital peruana tras demostrar sus grandes cualidades de honra, solidaridad, por ayudar a muchos de los participantes en apuros, además del ritmo que han mostrado con el MAN 6×6.

Orgullosos del trabajo realizado

“Hemos acabado con mucha emoción, mucho esfuerzo, mucha angustia y mucha dureza. Cuando hemos llegado no me creía que pudiéramos estar aquí”, comentaba el copiloto José Luis Criado.

48 horas después de haber volcado su camión en la recta final de la octava etapa, el equipo KH-7 Epsilon Team ha asombrado al mundo plantándose en el podio de Lima a pesar de las adversidades. Estuvieron hasta un día entero trabajando a contrareloj para levantar el folclórico MAN 6×6 y sacarlo de un oyo en la etapa más complicada del Dakar 2019.

El miércoles por la noche, Juvanteny, Criado y Domènech llegaron al final de la etapa especial y la organización les sorprendió afirmando que seguían en carrera a pesar de lo sucedido. Pues habían realizado una salvación milagrosa. Fue la misma organización que reintegró al KH-7 Epsilon Team en la clasificación, donde han llegado a ocupar la 14ª posición final absoluta, a pesar de las horas de penalización por no haber disputado la novena etapa. Además, también recuperaron el primer lugar en Producción y en 6×6, toda una recompensa por todo lo que han realizado durante todos estos días de prueba, que inició el pasado 6 de enero.

Los llamados ‘San Bernardos del Dakar’, por las numerosas ayudas que han proporcionado, nunca dejaron de asistir a cualquier participante que necesitara salir de algún atranco y gran parte del éxito también ha sido gracias a eso.

Cruzar la línea de meta: Todo un reto

Para Juvanteny ha supuesto un gran orgullo poder cruzar la línea de meta de su 27º Dakar, después de no haber podido hacerlo el año pasado. “Gracias a todo el equipo Epsilon hemos podido hacer esta carrera que ha sido dura, intensa, con muchos nervios y mucha tensión”, comentaba el mismo piloto.

Tras finalizar la última prueba especial de 112 kilómetros, en la meta, el debutante Xavi Domènech se daba cuenta de los altibajos deportes y emocionales que presenta una de las carreras más duras del mundo del motor. “Por lo que dice todo el mundo, he tenido la suerte de hacer un auténtico Máster en Dakares; me siento muy feliz”, afirmaba Domènech.

Los tres participantes del KH-7 Epsilon Team han vivido un Dakar despiadado y duro pero también fascinante, logrando el segundo triunfo entre los camiones de serie para Juvanteny y Criado y terminando 14º en la general.

Así se ha despedido el equipo del Dakar 2019 tras llegar a la meta: