Alex Rins ha vuelto a subirse al podio por cuarta vez esta temporada. El Circuito de Sepang ha sido testigo de la penúltima cita del Campeonato del Mundo de MotoGP y el piloto catalán sigue cumpliendo con su objetivo de terminar el año en el podio.

El Gran Premio de Malasia comenzó de la mejor forma posible para Alex Rins, liderando los primeros entrenamientos libres del viernes. El sábado en la sesión cronometrada se clasificó en la octava posición de parrilla y, aunque llevaba una buena tónica durante todas las sesiones, es consciente de que todavía tiene una asignatura pendiente en cuestión a los clasificatorios.

“Lo que me ha motivado a tirar ha sido que nadie contaba conmigo para el podio”, ha declarado Rins tras la carrera de Sepang

Como es habitual, en carrera ha dado un paso adelante. A pesar de no realizar la mejor salida, se ha mantenido en el grupo delantero, rodando en la sexta y quinta posición en pocas vueltas. Después ha logrado colocarse cuarto y tras la caída de Valentino Rossi cuando marchava primero, Rins ha ganado una posición y a partir de aquí no se ha conformado. El pilto de Suzuki ha apretado al máximo y hasta el final para arrebatarle la segunda posición a Johann Zarco y, lo ha conseguido.

En el incio he perdido un poco de tiempo pero no he tirado la toalla. Tenía una fila de Ducati y era complicado adelantarles, he tardado unas cuatro o cinco vueltas… Pero una vez lo he hecho, tenía delante a  Pedrosa y Zarco y he ido a por ellos. Cuando he llegado a Pedrosa no me lo he pensado dos veces y le he pasado el máximo de rápido que he podido. Después con Zarco lo mismo. Lo que me ha motivado a tirar es que nadie contaba conmigo para el podio. Tenemos que mejorar en el cronometrado, todavía salimos muy atrás, pero la moto está para ganar”. Tan convencido está Alex Rins que ha declarado a los micrófonos de Movistar MotoGP que Valencia puede ser un buen escenario para vencer y se ve con posibilidades de hacerlo en el trazado español.