El piloto madrileño, Jorge Martín, tenía la primera oportunidad de proclamarse campeón del Mundo de Moto3 esta madrugada en el Circuito de Sepang y no la ha desaprovechado. Tras una carrera de infarto, Martín se ha hecho con el título de forma magistral con una trabajada victoria.

Jorge Martín (29 de enero de 1998, Madrid) nos ha hecho vibrar. Esta madrugada se ha celebrado la carrera del Gran Premio de Malasia de Moto3, donde el madrileño tenía la primera oportunidad de ser campeón del Mundo y así ha sido. Lo ha hecho de forma magistral, esperando su momento para romper la carrera y escaparse; una estrategía que ya había planeado y que ha llevado a la perfección, logrando además su séptima victoria del año. Marco Bezzecchi ha realizado una gran carrera, liderando gran parte de los giros y luchando en todo momento en las posiciones de cabeza. No obstante, el italiando ha sido víctima de la presión y, cuando Martín se ha escapado, se ha hecho un lío con el segundo grupo y ha terminado cruzando la línea de meta en la quinta posición, coronándose así Martín campeón del Mundo.

Victoria número 600 del motociclismo español

Esta ha sido la victoria 600 de la historia del motociclismo español y el título número 50. Es el segundo título español de la temporada después de que Marc Márquez se hiciera con el de MotoGP en Motegi.

La carrera ha vuelto a ser una ola de adelantamientos constantes con muchos pilotos con opciones a ganar. Jorge Martín ha salido bien, desde la ‘pole’, manteniendo su posición por delante de Bezzecchi. Sin embargo, ha dejado pasar a Darryn Binder, Arenas y Arbolino que venían por detrás como un rayo. El madrileño ha llegado a rodar en la octava posición, manteniéndose detrás, estudiando la situación, mientras un grupo enorme de pilotos luchaban por la primera posición con toques y adelantamientos de todo tipo. A falta de once vueltas, Bezzecchi recuperaba la cabeza de carrera, aunque en todo momento había estado rodando en las posiciones de podio o cuarto, de la misma forma que Martín iba recuperando posiciones y empezaba a atacar. El madrileño ha llegado a la cabeza y nos han regalado unas vueltas de infarto junto con Bezzecchi entre toques y adelantamientos de tener que taparse los ojos. Finalmente, Martín ha logrado escaparse y el italiano se ha quedado luchando en el grupo de detrás y allí ha pecado. Entre un gran número de pilotos que luchaban por las posiciones de podio, suficiente faena ha tenido para mantenerse encima de la moto y cruzar finalmente la línea de meta en la quinta posición. A Martín le han acompañado en el podio un doblete italiano del Leopard Racing, Lorenzo Dalla Porta y Enea Bastiani.

Las palabras del campeón

“Una sensación inolvidable que espero repetirla en el futuro”

Jorge Martín: “No hay palabras. Quiero dar las gracias a mi familia y a toda la gente que me ha apoyado desde pequeño. Vengo de una família humilde, hemos luchado mucho pero poco a poco ha llegado. Cuando he visto que podía he decidido tirar. Campeón del Mundo… Sin palabras. Increíble, he llorado, he reído, he saltado… Una sensación inolvidable que espero repetirla en el futuro. Esta mañana mi padre me decía; ‘voy a estar en la curva’, y yo decía ‘no me lo digas, que no quiero pensar en el Mundial’. Creía que Bezzecchi en ese grupo no podía quedar segundo y que podría recortar puntos pero no me esperaba esto… Cuando he visto la pantalla al final, he llorado, la verdad. Lo primero que he pensado ha sido en mi familia. Ha sido muy difícil. Mi carrera no ha sido nada fácil, muchas horas de entrenamiento,lesiones…Impresionante”, contaba el nuevo Campeón del Mundo de Moto3 más emocionado que nunca.