El reciente fichaje de Hawkers, Pedro Acosta, triunfa en la Red Bull Rookies Cup. Este fin de semana han compartido trazado con el Mundial de MotoGP, como es habitual y, se ha hecho con una nueva victoria en circuito de Spielberg, Austria.

Pedro Acosta se ha acercado a la lucha por el título de la Red Bull Rookies Cup después de volver a subirse a lo más alto del podio. Su primera victoria fue en la pasada carrera de Sachsenring, Alemania y, en Austria ha vuelto a confirmar las buenas sensaciones. Vencedor en la primera carrera y quinto en la segunda tras un toque con otro piloto, que le ha obligado a finalizar las vueltas de forma heroica, tras no tener la moto al 100%. De esta forma, sube una plaza en la clasificación general y sale de Austria ocupando el segundo lugar.

Acosta se sumó a la marca tras participar en el primer campus «Hawkers Motordays» el pasado mes de julio. Su motivación y sus ganas de mejorar y hacerse un hueco en lo más alto del motociclismo español, son extremas y de esta forma, comenzó a trabajar con Hawkers y sus plataformas de entrenamiento.

«Ha sido increíble volver a subirme al podio, sobre todo porque nos acercamos más en la lucha por el campeonato y eso es muy positivo», nos contaba a Hawkers Motorsports.

En la sesión cronometrada de Austria, se clasificó en la novena posición de parrilla pero sabiendo que tenía un buen ritmo para poder luchar delante, no dudó en aprovechar su oportunidad.

«En el cronometrado tuvimos algunos problemas para encontrar una buena vuelta, pero de cara a la carrera sabíamos que teníamos ritmo, aunque estaba claro que no iba a ser fácil. Pues hay mucho nivel y como siempre, estábamos todos muy juntos. Estoy muy contento porque al final el trabajo ha dado sus frutos y demuestra que con esfuerzo se pueden lograr tus objetivos», zanjaba el mismo piloto.

La clasificación general

«Me está costando acercarme al líder, Tatay, porque es su segundo año y ya conoce las pistas. Está claro que tiene más experiencia con esta moto,  pero al final hay que tener en cuenta que siendo nuevos en la categoría y que en cada circuito es como empezar de 0, no queda de otra que darlo todo y trabajar todavía más». 

Además, desde Hawkers hemos querido hablar con su entrenador, Francisco Mármol Oliva, para conocer más sobre la preparación del piloto.

  • ¿Cómo está siendo el año en general a nivel de entrenamiento?

«Es muy duro y supone mucho sacrificio porque no podemos descansar sabiendo que nuestros rivales son muy fuertes y tienen más experiencia. Llevamos un entrenamiento muy al límite, combinando tanto el físico en el gimnasio como la moto casi todos los días, para poder estar al máximo nivel», empezaba. 

«No podemos relajarnos y es el momento en el que hay que ir con más ganas y fuerza para estar lo más cerca posible de ganar el campeonato».

  • ¿Cómo es trabajar con Pedro?

«Es muy divertido ya que siempre estamos con nuestras bromas, pero debo decir que es un niño que lo tiene todo muy claro. Es trabajador y nunca le he visto quejarse por nada. Sólo piensa en entrenar sea como sea y con lo que sea. Y no viene de ahora… El primer día que se montó en una moto tenía 5 años y ya era un luchador. No se conformaba con nada, siempre quería más».

  • Esto es el “inicio” (entre comillas porque es una carrera larga y ya lleva años en ello) de algo que solo puede ir para arriba…

«Bueno, este mundo es muy difícil ya que cuenta mucho el factor suerte, porque dentro de lo bueno no nos podemos olvidar de la parte mala de este deporte, que son las caídas, y a lo largo de los años hemos pasado también por momentos muy malos y desagradables. Si todo va como hasta ahora, siempre es más fácil subir.  Además con el apoyo de Hawkers, nos lo pone aún más fácil, ya que siempre está para todo lo que haga falta y para ofrecer las mejores prestaciones posibles».

La próxima carrera de la Red Bull Rookies Cup será el próximo 14 de setiembre en el circuito italiano de Misano, coincidiendo también con el Campeonato del Mundo de MotoGP.