El piloto de Conil de la Frontera, Marcos Ramírez, ha culminado el Gran Premio de Australia de forma desafortunada. Tras clasificarse este sábado en la octava posición de parrilla, esperaba realizar una buena carrera, ya que siempre da un paso adelante los domingos. Sin embargo, ha tenido un final inesperado, viéndose en el suelo después de 10 vueltas.

La carrera de Moto3 ha sido un tanto intensa, con numerosas caídas y donde hasta 17 pilotos han luchado por la victoria en una jornada en la que hubo de todo. Una puesta en escena a modo de batalla campal de adelantamientos, donde el premio también era mantenerse encima de la moto.

Ramírez tenía constancia y ritmo suficiente para escalar posiciones, como ya es habitual en sus actuaciones en carrera. Sin embargo, ha sufrido una tremenda caída en la que el piloto de KTM ha perdido la rueda trasera de su moto sufriendo un highside, por delante de su comapñero de equipo, Jaume Masià, que no pudo esquivarle

Finalmente, la victoria fue para Albert Arenas, con un podio completado por Fabio Di Giannantonio y Celestino Vietti.

“Hoy podríamos haberlo hecho realmente bien”

Ha sido una caída dura. Es una pena porque tal y como me encontraba, hoy podríamos haberlo hecho realmente bien. Pero bueno, toca olvidarse y mirar a la próxima carrera“, nos decía Ramírez al finalizar.

El Campeonato del Mundo de MotoGP no frena y los pilotos se volverán a medir la próxima semana en el circuito de Sepang, Malasia,  que será la última cita de la gira asiática.