Con una sonrisa de oreja a oreja atendió este domingo Álex Rins a la prensa en el Circuito de las Américas. Y no era para menos después de lograr su primera victoria en MotoGP y hacer historia en el C.O.T.A. El piloto Hawkers salió venciendo y colocándose tercero en el campeonato, a tan sólo 5 puntos del líder.

«A tres vueltas del final me he puesto delante y he empezado a tirar como nunca»

«Una sensación increíble, he explotado por dentro. No me lo creía. Una carrera increíble. Cuando estaba detrás de Valentino en 2ª posición, me encontraba a un segundo y medio y no podía tirar la toalla. He empujado más y más y  he tenido suerte en no cometer ningún fallo. He estado estudiándolo para ver dónde le podía adelantar, de una vuelta para otra ha comenzado a rodar más lento de lo que estábamos rodando y, cuando se ha ido un poco de largo, he aprovechado. A tres vueltas del final me he puesto delante y he empezado a tirar como nunca«, arrancó Álex Rins.

Era un fin de semana en el que la elección de los neumáticos era muy importante, así como también su gestión en carrera. Bien, siempre lo es, pero el circuito de las Américas es uno de los más complicados del calendario, cuenta con muchos baches y un total de 20 curvas. Además, los pilotos no pudieron rodar en todas las sesiones habituales, ya que el sábado fueron anuladas la FP3 y FP4 por la lluvia. No obstante, Rins tenía muy clara la estrategia, partiendo en la 7ª posición de parrilla.

«He logrado conservar un poco más la goma»

«Me estaba costando seguir a Miller pero tenía claro que no quería perder la calma. La idea era esperar a que se le gastaran los neumáticos porque, sinceramente, comparado con otras carreras, tenía cierta ventaja en ese punto, he logrado conservar un poco más la goma, que era lo que habíamos trabajado y así ha sido; cuando han empezado a caer todos los neumáticos, he recuperado posiciones«.

La temporada pasada, Álex Rins se subió al podio en cinco ocasiones, pero la última de Valencia, fue muy especial, ya que luchó por la victoria, rodando en la primera posición. Desde ese momento, se le quedó la espina de haber podido ganar y la victoria era lo más esperado para él en este inicio de temporada 2019.

«Es increíble romper esta racha (de Marc Márquez)»

«Desde el año pasado, que nos pusimos primeros en Valencia; en agua, con una moto buena… He ido pensando en este momento. Al final todos queremos ganar y quieras o no, en el inicio de esta temporada nos sentíamos muy fuertes. En Qatar estuvimos muy cerca y en Argentina fue un fallo totalmente mío el salir en las posiciones traseras. Pero bueno, qué mejor sitio que ganar aquí, donde he vencido en las tres categorías y, en un circuito, en el que  Marc Márquez venía de ganar seis veces. Es incréible romper esta racha, me siento afortunado«.

Tras vencer, el piloto barcelonés se colocó tercero en la clasificación general. En pretemporada, algunos pilotos ya le postulaban como uno de los favoritos para esta campaña.

«No descartamos nada para este año, hemos conseguido la victoria en Texas… ¿Quién dice que no podemos volver a ganar? Llegamos a Europa muy motivados«, avisó.

«No me siento inferior a ellos»

Poco se imaginaba Rins, hace unos años, que le disputaría una carrera a un mismísimo Valentino Rossi o estaría en la lista de favoritos junto a pilotos como Marc Márquez o Andrea Dovizioso.

«No me siento inferiores a ellos, así que vamos a seguir dándolo todo y está claro que si puedo ‘meterles’ la moto igual que me entran ellos en las curvas, lo haré. Ha sido increíble ganar a Valentino, las últimas dos vueltas cuando estaba detrás mío he sufrido un poco porque es un piloto con muchísima experiencia. No sabía cuando me iba a adelantar, ha habido una vez, en la frenada de la curva 12, que me ha metido la moto y se ha ido de largo y, he sabido mantener la calma, los nervios que es importante y eso me ha hecho ir hacia adelante.»

Suzuki no ganaba desde el año 2016 con Maverick Viñales, la alegría fue enorme.

«Es increíble, se lo merecen. Nos lo merecemos. Desde Suzuki han estado trabajando muy duro este invierno y parte del año pasado para hacer una moto ganadora y lo han conseguido. Entre broma y broma, Davide Brivio me lo iba soltando; ‘hay que ganar, hay que ganar’… Nunca con presión ni poniéndome el cuchillo en el cuello pero al final todo el equipo quería ganar. Hasta incluso yo. Así que al final lo hemos conseguido, súper feliz por mi, por ellos y por toda la gente que ha estado a mi lado», relató un Rins emocionado.

Dedicada a Nicky Hayden

«Todo el esfuerzo compensa. Esta victoria va para todos los que nos han dejado pero sobretodo a Hayden, que es su sitio«, quiso matificar.