Brutal. No se podría calificar de otra forma menos abrumante lo que ha hecho hoy el piloto Hawkers, Álex Rins, en el Gran Premio de Gran Bretaña. No se subía al podio desde Jerez, pero lo ha hecho de la forma más espectacular que hemos visto últimamente. Tras varias carreras de constancia, ritmo y de mucho trabajo para mejorar la Suzuki, Rins ha ganado en el último suspiro al líder del mundial, Marc Márquez, cruzando la línea de meta a 13 milésimas y arrebatándole a una victoria asegurada a una leyenda.

 

”Increíble. Estoy super feliz de haber conseguido una victoria más pra Suzuki y de como ha ido la carrera. Además aquí, finde Maverick también consiguió la victoria con Suzuki. Ha sido impresionante”, apuntaba Rins.

La carrera

Ha sido complicado. He cometido algunos fallos. El primero ha sido cuando estaba rodando bastante bien detrás de Márquez y me he girado para ver donde estaba Maverick. Cuando he vuelto a mirar hacia adelante, he tumbado e immediamtamente con más angulo se me ha ido el neumático trasero y lo he perdido. He tenido un buen susto. El segundo ha sido pensar que se acababa ya la carrera cuando todaví faltaba una vuelta. En la línea de meta, cuando he probado de adelantar a Marc por fuera, pensaba que ya se había acabado, sinceramente. Cuando he visto que él continuaba he pensado ‘ostia Alex, ¡tira! Que te queda una vuelta…’ Y he intentado recuperar lo que he podido”.

En Austin ganó a Valentino y aquí a Márquez.

“Quieras o no, he batido a dos leyendas; tanto a Valentino como a Marc. Desde luego ahora quiero seguir logrando victorias, pero las dos son igual de importantes”.

La maniobra final, buena estrategia

“Tenía claro que el único sitio para adelantarle era exactamente donde lo he hecho. Lo podría haber hecho antes, pero entonces le enseñaba mis cartas… Mis puntos débiles, que eran las curvas 16 y 17, donde él me sacaba bastante. Pero bueno, ha ido bien la estrategia”.

No se hablaba tanto de la Suzuki este fin de semana

“Creo que nuestro ritmo ha sido bueno durante todo el fin de semana. Si bien es cierto que Marc y Fabio estaban un paso por encima, pero bueno, al final nosotros creemos en nosotros. Que la gente no crea me da igual. Tengo un gran equipo detrás, sabíamos que lo podíamos lograr y así ha sido”.