El piloto Hawkers ha hecho historia en el circuito de Silverstone, ganándole a Marc Márquez en el último instante, venciendo a 13 milésimas. El de Suzuki Ecstar partía en la quinta posición y en el inicio ya se ha colocado segundo, persiguiendo al de Cervera, que partiendo desde la ‘pole’ marchaba primero.

Tras una carrera de constancia donde en varias ocasiones ya había intentado adelantarle, Rins ha mantenido la buena sintonía hasta el final, a pesar de los contratiempos. A falta de cuatro vueltas, el barcelonés se ha llevado un susto y aún así se ha recuperado demostrando que llevaba un buen ritmo. De esta forma, se ha vuelto a enganchar a la Honda y entrando a la línea de meta le ha adelantado, ganando a 13 milésimas. Esta ha sido la segunda victoria de la temporada de Rins, que lo ha vuelto a hacer con una gran actuación.

Por detrás, Maverick Viñales ha superado Valentino Rossi, después de una lucha constante por ser la mejor Yamaha tanto de la carrera como del campeonato, ya que se separaban por un punto en la clasificación general. El catalán ha completado el podio siendo el número 60 de su carrera. Francesco Bagnaia (Hawkers) ha vuelto a entrar en los puntos siendo undécimo.

Mala fortuna para Andrea Dovizioso, que se ha visto involucrado en una caída de Fabio Quartararo en la primera curva. La Ducati ha salido ardiendo y el italiano se ha llevado un fuerte golpe en la espalda. Ha sido trasladado al hospital más cercano.

Marc Márquez se coloca así como más líder con 78 puntos por encima de Dovi.

Rins: “Es increíble, no tengo palabras para explicarlo. He estado tan cerca de cometer un error… a tres vueltas del final pensaba que era la última oportunidad de adelantarle. Por eso lo hice en la recta y después me salí a la zona verde, pero bueno, trataba de mantener el neumático y sabía que él era mas rápido en el ultimo sector, pero fue increíble porque fui mucho mas rápido yo en la ultima curva y lo logré, así que muchas gracias al equipo y a todos los que han venido a apoyarme”.

 

Márquez: “Feliz por el campeonato pero no por la carrera. Perder en la ultima vuelta no es la mejor situación. Me preocupaban los pilotos de Yamaha y mi objetivo era llevar el máximo de puntos posibles. Si llegaban las Yamaha igual habría terminaron tercero o cuarto. En la ultima vuelta, he perdí un poco el tren delantero y cuando volví a dar gas, vi que Rins tenia más agarre. Nos vamos con 78 puntos de ventaja”