Romeo Sandoval ha vuelto a confirmar su habilidad en la disciplina de Supermotard. El circuito de la Ribera, Valencia, ha acogido este fin de semana la última cita del Campeonato de España de Supermoto, donde Sandoval se ha subido al podio en dos de las mangas celebradas.

A pesar de numerosos imprevistos durante el fin de semana, ya que el viernes no pudo salir a los entrenamientos libres por problemas con la moto, el piloto demostró estar por encima de las circunstancias con su talento. Sí que pudo participar en las sesiones cronometradas y se clasificó tercero.

En la primera carrera del fin de semana, celebrada ayer sábado, se subió al cajón logrando una tercera posición y rodó en todo momento en las posiciones delanteras, luchando por el podio de inicio a fin.

En la carrera de hoy domingo, ha vuelto a conseguirlo con una brillante segunda posición, llegado a colocarse primero en el inicio de la sesión, disputándole la victoria a su máximo rival. Después, le han adelantado y se le ha escapado así la posibilidad de ganar, cruzando la meta segundo. De esta forma, ha terminado el campeonato en la tercera posición de la clasificación general, habiendo cumplido el objetivo inicial.

«Romeo es un piloto que viene del motocross, no había participado en velocidad y en un año ha tenido que aprenderlo todo: La disciplina, las trazadas, la gestión de la concentración… El objetivo de disputar esta competición era como método de entrenamiento para que se hiciera más a una moto de velocidad y poder estar más fuerte de cara a la Copa Hawkers«, nos cuenta la madre del piloto.

El objetivo de Sandoval para la próxima temporada es continuar compitiendo en esta disciplina pero en una categoría más, la minimotard 85, empleándolo también como método de entrenamiento para la velocidad, pero con la idea de luchar por el título.

En el caso de Luis Miguel García, piloto de la Academy que también participaba este fin de semana en el Campeonato Mundial de Supermotard en la categoría minimotard 85, las cosas no han ido como esperaba. El sábado sufrió una caída cuando rodaba en la séptima posición con opciones y ritmo suficientes para remontar y hoy domingo se ha resentido de esa caída, sufriendo mucho en el inicio de la carrera y cuando se ha visto con fuerzas para dar un paso adelante, ya no quedaba tiempo. No obstante, el piloto Hawkers ha realizado una buena actuación durante todo el fin de semana dedicando todo su esfuerzo y compromiso.