Marcos Ramírez partirá este domingo desde la octava posición de parrilla en el Gran Premio de Australia. Después de protagonizar varias remontadas en carrera saliendo desde atrás, en Phillip Island lo hará más cerca de las posiciones delanteras, algo que le afianza todavía más a lograr un buen resultado.

El viernes en los entrenamientos libres, el piloto italiano de Moto3, Stefano Nepa, sufrió un problema con su moto y fue dejando aceite por toda la pista durante siete vueltas. Además, por si no fuera suficiente, la lluvia también hizo presencia en el trazado australiano y la combinación de agua y aceite, supuso un gran trabajo para los comisarios y la organización, que tardaron horas en solucionar el asunto. Las sesiones se retrasaron y las condiciones de la pista eran muy complicadas.

A pesar de las circunstancias, Ramírez se encontró bien y experimentó buenas sensaciones, algo que le motivó todavía más. Llegaba al circuito de Phillip Island con muchas ganas porque tal y como bien dice él mismo “es un circuito que siempre se me ha dado bien, siempre he estado delante“.

Hay que lograr una buena línea desde el viernes, es muy importante. La idea es trabajar desde el primer entrenamiento libre pensando en la carrera y en la puesta a punto más adecuada“, nos comentaba Ramírez al aterrizar en Australia.

El piloto de Conil de la Frontera ya nos tiene acostumbrados a grandes remontadas. El clasificatorio no es su punto fuerte y en carrera siempre termina demostrando su talento, remontando como lo hizo en Taliandia, donde escaló hasta nueve posiciones en cuatro vueltas.

“Es un buen resultado de cara a la carrera de mañana”

Sinceramente me sentí mejor ayer, a pesar de la situación que vivimos. Aunque no voy a negar que es un buen resultado de cara a la carrera de mañana, pues en el ‘qualifying’ siempre nos falta un plus y en carrera estamos más fuertes. Mañana espero rodar en las posiciones delanteras“, nos contaba el piloto.

La carrera de Moto3 arrancará la madrugada de este domingo a las 3:00, hora peninsular española.